. . . . . . . . . . . . . . . . . . . Deseo . . . . . . .

De apariencia cambiante (a veces masculina, a veces femenina, generalmente andrógina), Deseo es el más amargo y cínico de los Eternos

calletony

Se le ve caminando, despacio siempre escorado ligeramente a la derecha cuando aun la luz es blanca, pero blanca de verdad y cada color al rededor es real y puro. A veces le observo a lo lejos perdiéndose allá donde la calle gira y parece terminar. Es esa hora en que el dicho popular “cuando aun ni han puesto las aceras” podría hacerse realidad. Es como una sombra. Pasa, se detiene unas décimas de segundo y me mira fijamente a la cara sin decir nada. No siempre dice algo, o mejor casi nunca dice nada. Siento que su mirada pasa a través mio queriendo escudriñarme como queriendo entender que podría estar yo pensando esa eternidad que dura segundos. Ni eso.

A veces tengo la sensación de como si fuera a abrir sus labios y preguntármelo...

Luego, yo sigo y el, sigue.

No sonríe nunca y menos creo que alguna vez haya reído.

Pienso en que momento de su existencia ocurrió el cortocircuito.

A veces ser demasiado inteligente...

Ahora la calle tan solo deja pasar los rayos bajisimos de un sol que no hace mucho se ha estrenado y alarga las sombras hasta el infinito. Ningún ruido, ningún ser. Nada... Hasta tengo la sensación extraña de que ni los pájaros cantan.

Pero si se de sus ganas de vivir. Y me intriga que pasara por su cabeza cuando el día termina respecto del día que vendrá. Porque desde mi cabeza veo su vida como un bucle eterno. Y sin embargo no lo parece visto desde su espacio.

Tiene voz. Modulada. Igual que la expresión de su cara.

Y seguramente el próximo fin de semana cuando salga como todos muy temprano (me gusta pasear por las calles desiertas) volveré a ver venir su figura de andares mecánicos y pausados.

Pienso si el bucle no sera la miá, y no la suya.



4 comentarios:

Un buen amigo mío dice que el manicomio es el lugar donde encierran a los cuerdos para protegerlos de los locos que hay fuera.

A mi también me gusta pasear por las calles cuando están solas, igual es un modo de ocultar mi locura.

Un placer leerte.

Saludos.

¡Claro!

Los locos son los otros. Nosotros ¡que va....!

Bueno...un tema complicado, locos, cuerdos... sanos... enfermos, malos buenos..

... el que esté libre que tire la primera piedra...

Besos

Se ve la calle algo inclinada a la derecha.
Algunas veces la locura, puede ir ligada a la genialidad.
Un saludo.

Publicar un comentario


Gracias. Ginebra

Gracias Morgie.

gracias Sakk.

gracias Morgana

visitantes


contador gratis

Hoy es

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Traductor

Con la tecnología de Blogger.

A proposito de

Seguidores

Visitantes recientes

Deseo

De apariencia cambiante (a veces masculina, a veces femenina, generalmente andrógina), Deseo es el más amargo y cínico de los Eternos