. . . . . . . . . . . . . . . . . . . Deseo . . . . . . .

De apariencia cambiante (a veces masculina, a veces femenina, generalmente andrógina), Deseo es el más amargo y cínico de los Eternos



La noche esta clara y desde la puerta de la terraza veo la luna y una estrella mas brillante allá a lo lejos entre las ramas de la morera que mece el viento, algo frío esta noche. A pesar de la belleza del cielo que tras el cristal de la puerta engaña dando a entender que es una cálida noche de ya, casi verano.

He salido fuera y noto a pesar de esta camisa de tela tupida el fresco de la noche. Pero me quedo embobado contemplando la luna mecerse entre las ramas o así parece aunque sean estas ultimas las que bailan al son que les marca el viento.

Corro y tras la ventana pongo en el giradiscos el fragmento que marca el C D como muerte de Isolda, y me vienen a la mente las imagenes en blanco y negro de Rebeca, aquel cartel colgado a la entrada del cine que ya no existe en que se veía la silueta de Rebeca. E imagenes mezcladas de la película con otras ¿quizás en color? no se ahora que decir, lo que es seguro es que no podría jurarlo. Así pasan minutos de música intensa que siempre acaba llevándome a cierta parte de esa película y a cierta cara de mujer hermosa esta si en color aunque ya descolorido por el tiempo.

Siento frió de pronto nuevamente. Minuto 4'34" del track donde los violines van poniéndome cada vez mas los pelillos del antebrazo de punta. ¿O es el frío de la noche? ¿O es quizás el recuerdo de aquella joven muerta? que mas bien parecía dormida placidamente con sus mejillas aun con un puntito de rubor antes del temido brillo de cera que poco a poco se avecina.

Lo cierto es que cuando pintaba y no era capaz de pillar la inspiración porque no estaba lo bastante jodido para soltar una pincelada minimamente exitosa ponía este disco y entonces fluía la pintura como en los mejores tiempos en que me acompañaba mi musa particular. Era algo artificial pero en ausencia de mi musa muerta hacia las veces con creces.
Porque no me gusta la compañía del alcohol que bien podía ser un sucedáneo.

La música, esta música, y no me digan que no es para soltar alguna lágrima, consigue el mismo efecto y sin contraindicaciones.

Y ya me fui por los cerros de Ubeda....

Cosas de la noche esplendida, de esa luna maravillosa de las mil y una noches y de sobre todo la empanada mental que me lleva en brazos.

He leído hace un rato que esta noche sera en la que a lo largo de todo este siglo XXI, la luna estara en el lugar mas alto, posiblemente yo a las tres y media de la madrugada no este mirándola pero quizás sueñe con ella. (Ella)

Que no pare la música y no se acabe esta noche...

Luna nueva visible (13)tYek



2 comentarios:

La musica, la luna, las lagrimas, puro sentimiento..

Besos

La verdad. es que me encantan "tus empanadas mentales"...me las contagias a mi a través de esa música ,mágica ,tus palabras y tus imagenes...

Creo que mucha gente pasa por la vida, por encima , sin percatarse de la belleza de la luna, de la noche , de la música.etc,etc,etc...pero tú, te recreas en cada sensación y la verdad. es que (ya lo sabes) a mi me encanta, porque sabes transmitirlo ...

Publicar un comentario


Gracias. Ginebra

Gracias Morgie.

gracias Sakk.

gracias Morgana

visitantes


contador gratis

Hoy es

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Traductor

Con la tecnología de Blogger.

A proposito de

Seguidores

Visitantes recientes

Deseo

De apariencia cambiante (a veces masculina, a veces femenina, generalmente andrógina), Deseo es el más amargo y cínico de los Eternos