. . . . . . . . . . . . . . . . . . . Deseo . . . . . . .

De apariencia cambiante (a veces masculina, a veces femenina, generalmente andrógina), Deseo es el más amargo y cínico de los Eternos

comix (20)


He dormido solo, pensé que seria extraño pero estaba demasiado cansado, me imagino, para darme cuenta siquiera de tal situación.

Aunque el desasosiego parecía latente, al menos a esa hora en que el sueño se confunde con la vigilia y tan pronto piensas como sueñas…

Así de pronto me he encontrado paseando contigo por los lugares que suelo casi todas las noches, a veces solo, a veces con alguna amiga.

No esperaba encontrarte tan poco cambiada, es como cuando pasee aquella tarde noche con Evelyn, que a pesar del tiempo transcurrido y no verla estaba prácticamente como entonces. Me resultaba irritantemente normal ir junto a ti como si nunca nada hubiera ocurrido, después de aquel final. Hablando como lo más normal del mundo, cuando entonces, recién finalizado todo, no podía ni verte ni aun de lejos, sin sentir una sensación de vacío infinito.

No recuerdo al despertar si nos saludamos con un beso, si toque tu mano, si…

No, tan solo puedo recordarnos paseando muy juntos charlando y luego tomando nuestros respectivos caminos una vez finalizado el paseo. Se que me sentía bien, que no sentía ninguna atracción especial hacia ti como si tan solo hubiéramos sido viejos conocidos.

Después ya no puedo recordar nada mas, no debería ser tan cerca del despertar, porque esos sueños suelen recordarse con todo detalle.

Es curioso que haya dormido justo en mi lugar de la cama como cada noche como si no hubiera tenido toda ella para mi solo.

Si me he entretenido quizás demasiado para lo que acostumbro aun a pesar de ser sábado con lo que he llegado un poco tarde al taller.

A pesar de ello me han colado, he firmado la hoja de conformidad y he salido con bujías nuevas, el aceite y el filtro nuevos y no se que verborrea en los oídos por parte del oficinista al que con la cabeza le he dicho que si pero no se a que cosa.

Luego el móvil ha zumbado en mi bolsillo. Clara vuelve ya, llegara a media mañana.

Esta noche volveré a dormir en mi lado de la cama, aunque no solo.

Un sábado extraño.


5 comentarios:

Te parece extraño?, pero por lo que leo eres la extrañeza hecha cuerpo, alma y mente, lo normal asfixia, contagia y detiene.

jajajajja, fui yo.

saliendo en los sueños,buscando el dorado.
me gusto mucho tu relaro.
gracias por tu visita.
abrazos y que tengas un lindo lunes.

Los sueños nos muestran lo que hemos almacenado en ese mundo inconsciente en el que guardamos los recuerdos que no nos gustan o los deseos más primitivos y, habitualmente, insatisfechos.

Y a veces son tan peculiares que no tienen una explicación sencilla.

Yo sigo durmiendo en mi lado de la cama, a pesar de haber quedado vacía... por qué? Quién sabe...!

Un saludo

Algunas veces es bonito recordar lo que nos dejó una huella profunda.

Un beso.

Publicar un comentario


Gracias. Ginebra

Gracias Morgie.

gracias Sakk.

gracias Morgana

visitantes


contador gratis

Hoy es

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Traductor

Con la tecnología de Blogger.

A proposito de

Seguidores

Visitantes recientes

Deseo

De apariencia cambiante (a veces masculina, a veces femenina, generalmente andrógina), Deseo es el más amargo y cínico de los Eternos