. . . . . . . . . . . . . . . . . . . Deseo . . . . . . .

De apariencia cambiante (a veces masculina, a veces femenina, generalmente andrógina), Deseo es el más amargo y cínico de los Eternos



Me decia, que es que me gusta pasear siempre de noche. Es cierto me gusta salir cuando aun le queda un pequeño alito de vida en el rey sol y la luna esta a punto de volver para fichar. Y me entretengo con cualquier imagen aunque este, muy falta de luminosidad. Como esas hierbecillas que se mueven tranquilas, mecidas con la suave brisa de esta noche de otoño que aun parece verano, de no se por aquellas nubes que salpican el cielo intermitentes. No se el rato que he estado observando esas hierbas y al fondo las luces de neon de la gran superficie en las afueras del pueblo.

Su serena belleza verde me llena de calma y los sonidos de la gente a lo lejos forman una banda sonora extraña. Ahora ya no suenan los grillos, pero...

Me gusta la noche. Me gusta...

Hierbecillas (7)tony/erik



arcot&ek



no se las noches que hace que no vuelvo a casa a dormir, ya he perdido la cuenta pero si se que hace mas de dos semanas.

Algunas noches cuando sale de trabajar cerca de la media noche la he acompañado hasta el cruce de calles, alli nos hemos besado y despedido hasta el dia siguiente. Es cierto que no echo mucho de menos mi cama, no se ella... Tampoco se lo he preguntado. No creo que fuera del todo correcto por mi parte hacerlo. O quizas no quisiera saberlo...

Luego el fin de semana paseamos mietras llega la hora de recoger a la nena. Y hacia la media noche ellas toman la calle comercial abajo mientras yo parado unos segundos las veo desaparecer escaleras abajo.

Despues cruzo el arco y sigo hacia abajo.

Alguna gente, y es que en los pueblitos pequeños casi se conoce todo el mundo, miran sin mirar con cara de... cuanto menos, sorpresa.

Yo por mi parte miro de reojo y no puedo evitar una sonrisa malevola que casi no es tal.

No se, pero creo que cuando todo termine me va a costar volver a acostumbrarme a mi cama.


Shylock / L'eclipse


Santa Maria (4)
t&ek



No creo que haya pasado ni un solo día en que no escuchara música. Ha pasado el tiempo y hasta un siglo y siempre lo recuerdo con algún artilugio portador de ella, enlatada.
Pasaba por los lugares primero con uno de aquellos aparatitos a transistores que podía llevar en una mano o en uno de sus bolsillos. Luego Philips le trajo un pequeño magenetofono que podía colgarse del hombro y llevarla ahí y escucharla.

Después, ya dos, unidos por el amor y la música dejaban llegar las noches de verano sentados alla en lo alto mientras se llenaba todo el cielo de estrellas y la calidez de la noche los envolvía junto a miles de notas que se perdían en el espacio haciéndose cada vez menos audibles.

Después vino la separación , pero ni aun así, mil melodias abandonaron a ninguno de los dos, que las escuchaban a veces juntos hasta su marcha definitiva.

Se hizo la oscuridad en el paisaje (vida) pero no en sus oídos en los cuales las notas, todas aquellas notas y después miles de otras nuevas ocuparon el vació inmenso. Como aquel en que el sabia que las notas iban perdiéndose pero no apagandose por siempre jamas.

En sus sueños imagino una maquina que surcando el espacio recogería todos esos sonidos junto a los de sus voces sin envejecer.

Pero como en todos los eclipses la luz al fin vuelve, aunque tan solo dejaría ver ahora un lugar vacio, lleno de música.

¿Que seria su mundo sin la música...?


Tenia algunas versiones, pero cuando salio la conmemorativa de los cuarenta años me hice con ella, porque al fin y al cabo hay en ella actuaciones que no salian en las otras.

Parece mentira que hayan pasado esos 40 y sin embargo creo que no he cambiado tanto, o mejor casi nada a pesar de ello, al menos en lo concerniente a ese tema sobre el que va la cinta.

El decorado, ese si que ha cambiado. Ahora se puede pensar hasta en alto.

Fueron dias bonitos a pesar de todo...

Acababa de concerlas y en especial a ella. No, no es la de la foto...

Aun faltaria un año para estar juntos.

Pero no se, cuando ha empezado a tocar la flauta "El Oso" en Goin up to the country casi se me han saltado un poquito las lagrimas.

Recuerdo aquel tiempo en total Technicolor y es que todo era de colores entonces a pesar de que la vida en este pais era entonces mas bien en blanco y negro.

La recurdo especialente con aquellas maxifaldas llenas de flores y la melena larga larga.

Creo que voy disfrutar un rato mas con esos cuatro discos, y unas imagenes que no me suenan tan lejanas a pesar del tiempo.


farol verde (2)
t&ek


.../..

Era tan solo una calleja oscura llena de tierra y rollos incrustados en ella con cercas a lo largo de paredes confeccionadas con piedras unas encima de otras. Ya casi no me acuerdo…

Me he parado frente al farol que a duras penas deja ver su luz blanca por culpa de las hiedras.

Ahora el suelo por el que ando es asfalto y esas paredes de granito se han cambiado por adosados aquí y allá, aunque aun a pesar de las farolas y faroles sigue teniendo esa oscuridad de antaño.

Miro el farol y su luz verdosa desde mi posición y pienso que…

Me alegro porque no moriré sin haber sentido un amor profundísimo una vez en mi vida. No, no me entristece pensar que aquello que fue ya no es, porque sentir algo así, merece la pena haberlo vivido.

Peor es me imagino quien no lo sintiera nunca.

Ya no es mi calleja, no, pero aun mantiene su oscuridad.







Noche, noche mojada, pesada de sonidos rasgadores, de guitarras distorsionadas. El otoño si que ahora parece decir como que por fin estoy.

Por eso recorrere esta noche la ciudad lentamente en brazos del metal mas descarnado repitiendo una y otra vez el mismo disco.

Hasta que se raye o yo caiga por el cansancio.

Ahora... ¡Go Now!

comix (20)


He dormido solo, pensé que seria extraño pero estaba demasiado cansado, me imagino, para darme cuenta siquiera de tal situación.

Aunque el desasosiego parecía latente, al menos a esa hora en que el sueño se confunde con la vigilia y tan pronto piensas como sueñas…

Así de pronto me he encontrado paseando contigo por los lugares que suelo casi todas las noches, a veces solo, a veces con alguna amiga.

No esperaba encontrarte tan poco cambiada, es como cuando pasee aquella tarde noche con Evelyn, que a pesar del tiempo transcurrido y no verla estaba prácticamente como entonces. Me resultaba irritantemente normal ir junto a ti como si nunca nada hubiera ocurrido, después de aquel final. Hablando como lo más normal del mundo, cuando entonces, recién finalizado todo, no podía ni verte ni aun de lejos, sin sentir una sensación de vacío infinito.

No recuerdo al despertar si nos saludamos con un beso, si toque tu mano, si…

No, tan solo puedo recordarnos paseando muy juntos charlando y luego tomando nuestros respectivos caminos una vez finalizado el paseo. Se que me sentía bien, que no sentía ninguna atracción especial hacia ti como si tan solo hubiéramos sido viejos conocidos.

Después ya no puedo recordar nada mas, no debería ser tan cerca del despertar, porque esos sueños suelen recordarse con todo detalle.

Es curioso que haya dormido justo en mi lugar de la cama como cada noche como si no hubiera tenido toda ella para mi solo.

Si me he entretenido quizás demasiado para lo que acostumbro aun a pesar de ser sábado con lo que he llegado un poco tarde al taller.

A pesar de ello me han colado, he firmado la hoja de conformidad y he salido con bujías nuevas, el aceite y el filtro nuevos y no se que verborrea en los oídos por parte del oficinista al que con la cabeza le he dicho que si pero no se a que cosa.

Luego el móvil ha zumbado en mi bolsillo. Clara vuelve ya, llegara a media mañana.

Esta noche volveré a dormir en mi lado de la cama, aunque no solo.

Un sábado extraño.



Si pienso que me llenas la vida, siendo en su momento lo mas importante que me colmaba de aire mis pulmones, que con solo verme reflejada en tus pupilas, el mundo podia parar, es cuando caigo en que es un tal vez, un no lo se, lo que me depara el existir.


Quisiera hablarte tanto, de muchísimas cosas que tu silencio me impide expresar, pero que se compartimos en su totalidad.


Te veo, me ves, pero las palabras faltan, aunque las sonrisas sobran y la complicidad esta ahí, pero el guardarse un te quiero y soltarlo a cuentagotas hace que aunque lo sepamos, duela el no escucharlo.


Hoy te he visto y se que te he pintado una maravillosa sonrisa, me has besado con esa pasión que añoro y nos hemos fundido en uno, aun a sabiendas que no puede ser.






Gracias. Ginebra

Gracias Morgie.

gracias Sakk.

gracias Morgana

visitantes


contador gratis

Hoy es

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Traductor

Con la tecnología de Blogger.

A proposito de

Seguidores

Visitantes recientes

Deseo

De apariencia cambiante (a veces masculina, a veces femenina, generalmente andrógina), Deseo es el más amargo y cínico de los Eternos